Facultad de Teología del Norte de España
Sede de Burgos
Facultad de Teología. Ciclos. Ciclo Institucional. Asignaturas. Teología Práctica
Asignaturas: Teología moral fundamental | Teología moral personal | Teología moral social | Derecho canónico I | Derecho canónico II | Liturgia | Teología espiritual | Teología pastoral | Catequética 

TP01 Teología moral fundamental (3º, 6 créditos) Prof. Dr. Juan María González Oña
OBJETIVOS ESPECÍFICOS
  • La Teología moral fundamental o general tiene por objeto la reflexión sobre los principios del actuar humano a la luz de la revelación y de la razón iluminada por la fe, en conexión con las otras disciplinas filosófico-teológicas. Superando las limitaciones de la manualística preconciliar, la teología moral actual trata de superar el extrinsecismo de la fe, siendo fiel al mismo tiempo a las exigencias de una razón universal. En este sentido se orienta la petición de OT 16.
  • METODOLOGÍA Y ACTIVIDADES
  • En cuanto al trabajo personal escrito de los alumnos, se llevarán a cabo lecturas y recensiones de diferentes obras teológicas, con el fin de potenciar la capacidad argumentativa y sintética del alumno, así como el espíritu crítico.
  • De cara al trabajo práctico, se potenciará el diálogo y el debate a partir de la lectura e investigación personal y la confrontación con otras lecturas del resto de los alumnos.
  • La investigación no se reducirá a los textos sino que tendrá en cuenta la dimensión existencial de la moral en nuestra sociedad a la luz de los diferentes ámbitos donde se expresa el pensamiento y la sensibilidad: los medios de comunicación, el cine, la novela,…
  • CONTENIDOS
  • Estatuto epistemológico y teológico de la teología moral cristiana
    En esta primera unidad nos acercamos a la naturaleza, objeto y fuentes de la moral y vemos la conexión de esta disciplina con la ética natural y con otras ciencias antropológicas y teológicas. Se aborda el problema actual de la posibilidad de una autonomía moral y la necesidad de refundar la moral cristiana frente a los postulados de una autonomía racionalista y ante el extrinsecismo de la fe y la norma.
  • Principales hitos de la historia de la teología moral
    Partiendo de la Sagrada Escritura y de la moral en la predicación de Jesús y en los escritos apostólicos, hacemos un recorrido por los principales momentos de la historia de la teología moral (patrístico, medieval, moderno y contemporáneo). Una mirada retrospectiva a la moral preconciliar nos mostrará las estrecheces de la manualística postridentina, las principales líneas de renovación de los dos últimos siglos (bíblica, antropológica y tomista) y el tratamiento de la moral en el Vaticano II, con el análisis de los principales textos. Proseguirá nuestro itinerario con el estudio de los documentos de las Congregaciones romanas para la Educación Católica en orden a la renovación de la disciplina moral y el primado cristológico del magisterio moral de Juan Pablo II ya desde su encíclica programática Redemptor hominis.
  • La presentación de la teología moral fundamental en el ‘Catecismo de la Iglesia’ y en la encíclica ‘Veritatis splendor’
    Ambos documentos del Magisterio, publicados casi simultáneamente, adquieren una importancia determinante para la moral. El primero como propuesta sistemática y propositiva de la fe de la Iglesia y el segundo, como reflexión crítica y argumentativa sobre los fundamentos de la teología moral que hoy son mal entendidos. Esta unidad nos ayudará a descubrir el fundamento bíblico y cristológico de la moral y los elementos críticos del debate postconciliar en relación con la libertad y la ley natural, conciencia y verdad, elección fundamental y comportamientos humanos, acto moral y fuentes de la moralidad.
  • Antropología cristiana y moralidad: el tratado de los actos humanos
    Se trata de profundizar en la antropología revelada que sustenta la noción de moralidad: la “imago Dei” y la “semejanza crística”; de asumir la perspectiva personalista, que contempla la acción humana desde la óptica de la primera persona y no como un evento físico que acaece. Por eso se retoman las categorías clásicas del eudemonismo o la cuestión del “de fine ultimo” para explicar la metafísica de la acción moral, que implica la inteligencia y la voluntad, mediante el ejercicio de la “razón práctica”, e integra la dimensión afectiva. La unidad se completa con el tratado de las fuentes de la moralidad de los actos humanos: el objeto, el fin y las circunstancias. Se explica el sentido de los absolutos morales y el intrínsecamente malo, el principio del doble efecto o voluntario indirecto y la cualidad del mérito sobrenatural.
  • El tratado de la ley moral y la conciencia
    Esta unidad trata de presentarnos una comprensión adecuada de la ley eterna en sus diversas modalidades: la ley natural (universal e inmutable); la ley revelada en el Decálogo; la ley Nueva o evangélica y la ley humana (civil y eclesiástica), que exprese la unidad y coherencia de la voluntad de Dios sobre el hombre, su fundamento y horizonte cristológico y el carácter racional de sus exigencias. Sólo así se podrá superar el extrinsecismo de la norma y garantizar una verdad universal sobre el bien. En un segundo momento se aborda la noción de conciencia moral como juicio de la razón práctica, su fundamento en la Escritura y en la tradición de la Iglesia; su naturaleza cristológica y eclesial; la relación entre conciencia, sindéresis, ciencia moral y prudencia; las propiedades, clases de conciencia y la obligación de formarla adecuadamente.
  • El dinamismo de la vida moral: virtudes y dones
    La perspectiva clásica de una moral de la virtud y del obrar excelente, que mira no al cumplimiento de mínimos impuestos sino a una disposición estable y espontánea de obrar lo óptimo, ha sido recuperada hace unas décadas (MacIntyre, Anscomb, Hauerwas...). Esta unidad nos presenta el dinamismo de la vida moral que tiene en la gracia de Cristo y en la caridad su fuente de renovación a nivel entitativo y operativo e integra las virtudes humanas y las sobrenaturales, la perfección de la inteligencia y la recta disposición afectiva del alma. En esta unidad vemos la conexión de las distintas virtudes entre sí, la asunción de las virtudes adquiridas en las sobrenaturales, su plenificación por los dones del Espíritu y la realidad de las bienaventuranzas, el conocimiento del bien por connaturalidad y la amistad de Cristo como principio gnoseológico nuevo.
  • El pecado
    Supone la antítesis de la virtud y el origen de todos los desórdenes morales. En su esencia consiste, como bien ha sido definido, en una “aversio a Deo” y una “conversio ad creaturas”, un rechazo libre del amor de Dios y un atentado contra la dignidad humana. Nos acercamos al concepto de pecado en la Sagrada Escritura y en la Tradición, en el contexto actual y en el Magisterio de la Iglesia, a su realidad teológica y antropológica. Vemos la realidad del pecado mortal y venial, su diferencia esencial, sus consecuencias y las condiciones de su comisión (materia grave, advertencia plena y deliberado consentimiento); valoramos a la luz del Magisterio la división tripartita del pecado (mortal, grave y venial) que algunos proponen y el teorema de la “opción fundamental”.
  • ACTITUDES
  • La teología moral fundamental busca ante todo asegurar la solidez del pensamiento ético cristiano del alumno (a nivel filosófico y teológico) en cuanto a sus principios fundamentales, la interdisciplinariedad científica y la estrecha conexión con las fuentes de la revelación cristiana, la tradición y el Magisterio.
  • Se trata también de potenciar en el alumno el espíritu crítico frente a determinadas propuestas antropológicas con pretensiones de universalidad, siendo capaces de valorar la pertinencia de las filosofías que subyacen.
  • El alumno deberá ser capaz de elaborar un pensamiento sistemático y orgánico de la moral cristiana que supere por la lógica de la redimensionalidad cristológica las diferentes antinomias que se han ido imponiendo en la modernidad.
  • CRITERIOS DE EVALUACIÓN
  • Captación de contenidos a través del examen oral (50%).
  • Procedimientos, trabajos y examen escrito (25%).
  • Actitud de interés y participación activa durante las clases presenciales y las tutorías (25%).
  • BIBLIOGRAFÍA
  • PINCKAERS, S., Las fuentes de la moral cristiana. Su método, su contenido, su historia, Eunsa, , Pamplona (2000), 2000
  • MELINA, L., Cristo e il dinamismo dell’agire, Linee di rinnovamento della Teologia Morale Fondamentale, PUL-MURSIA, , Roma (2001), 2001
  • MELINA, L., Morale: tra crisi e rinnovamento, Ares, , Milano (1993), 1993
  • GARCÍA DE HARO, R., Cristo, fundamento de la moral, Eiunsa, , Barcelona (1990), 1990
  • CÓFRECES MERINO, E. - GARCÍA DE HARO, R., Teología moral fundamental, Eunsa, , Pamplona (1998), 1998
  • GERARDI, R., Storia della Morale, Interpretazioni teologiche dell’esperienza cristiana, periodi, corrienti, autori e opere, EDB, , Bologna (2003), 2003

  • FACULTAD DE TEOLOGÍA
    INSTITUTO SUPERIOR de CCRR
    C/ E. Martínez del Campo 10
    09003 Burgos
    Tfno: 947 26 70 00